"No sé cuántas cosas se pueden encontrar en el ojo izquierdo de una persona. Pero sé que en tus labios yo pude encontrar amor sin fin y me hizo enloquecer."

domingo, 2 de marzo de 2008

Escuchar al Amor...


Hay momentos en que somos tímidos para expresar el amor que sentimos, por temor a avergonzar a la otra persona o avergonzarnos nosotros mismos, dudamos de decir "Te quiero" y tratamos de comunicar la idea en otras palabras.
Decimos: "Cuídate", "No manejes rápido", "Pórtate bien". Pero realmente, estas son diferentes maneras de decir: "Te quiero", "Eres importante para mí", "Me importa lo que te suceda", "No quiero que estés mal".
A veces somos muy extraños. La única cosa que queremos decir y la única cosa que debemos decir, es la única cosa que no decimos. Y muchas veces el significado nunca se comunica del todo, y la otra persona se siente ignorada y no-querida.
Por ello, debemos escuchar el amor en las palabras que las otras personas nos dicen. Las palabras explícitas son necesarias, pero con mayor frecuencia, la manera de decir las cosas es aún más importante. Un apodo dicho cariñosamente porta mayor afecto y amor que los sentimientos que son expresados de manera poco sincera. Un abrazo o un beso impulsivos dicen "Te amo", aún cuando las palabras digan algo diferente. Cualquier expresión de preocupación de una persona por otra dice "Te quiero".
A veces debemos mirar y escuchar muy atentamente el amor que contienen las palabras. El problema de escuchar el amor es que no siempre entendemos el lenguaje de amor que la otra persona está usando. La gente rara vez se escucha. Oyen las palabras, pero no escuchan en las acciones que acompañan a esas palabras o en las facciones del rostro. O la gente sólo escucha el rechazo o el malentendido. No ven el amor que está allí, debajo de la superficie, aún cuando las palabras sean amargas.
Si escuchamos atentamente, descubriremos que somos muchísimo más amados de lo que pensamos. Escuchemos al amor, y descubriremos que, después de todo, el mundo es un lugar muy amoroso. No es un asunto de estar presente con alguien. El asunto es estar presente para alguien. Así que recuerda: Si amas a alguien dícelo. Recuerda siempre decir lo que sientes. Nunca tengas temor de expresarte a ti mismo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

coincido totalmente,me siento muy identificada yo ablo en ese idioma escondido y es probable que nadie escuche realmente lo que quiero decir.
por eso creo que es hora de que vayamos mas de frente y digamos las cosas como son, sean para bien o para mal,tenemos que aprender a acernos cargo de lo que nos pasa.


esa es mi simple opinion
maru_ramone92

lele dijo...

ayy q lindoo q linddoooo=)! ñlo q pusiste LOLOLO:p!sisisi opinoo ihgual loq importa es estar `presenteee=)
lalalalalal me animo ese textooo lulululu(8)finalice por hoyy=P
ya tan ifrmados todos los cosos por mi lalalala(8)

Mike dijo...

Cierto... hay q decir las cosas directamente, no?

nos vemos!

santi dijo...

Antes que nada quiero confesarte algo: "Te amo"...jaja, bueno, hablando en serio, sabes que no te amo (cosa que te cuele muchisimo)pero si que te quiero mucho como amiga y que estoy siempre presente al igual que vos. Mucho para decir del texto no tengo, mas que coincido con que hay que decir las cosas que uno siente, ya que no hay nada mejor para dejar en claro todo que la frontalidad. Bueno, te voy dejando asi la seguimos por msn, un beso.